Que no te lo cuenten: Test & Learn


No sé si te ha pasado todavía.

Pero estoy en esa fase de la vida en la que la mayoría de mis colegas son padres, y yo no.

A mis ojos, lo saben todo. Los admiro.

Tienen mi edad, y por un simple llanto, saben decirme si el niño tiene hambre o caca. Yo no.

Aunque es verdad que cuando no es ninguna de las dos opciones anteriores… los veo sufrir un poco más con la respuesta. Ahí, los admiro menos.

El caso es que el otro día, uno de mis mejores amigos que acaba de ser padre me hacía una reflexión que me llamó la atención:

“Cada niño es un mundo. Pero es que cada padre, también. Estoy hasta los %$&@ de los padres resabidos que me dicen qué tengo que hacer para que mi niño deje de llorar…”

En ese momento me alegré de no tener ni idea de como hacer que un niño deje de llorar… ni de haberle dado ningún consejo…pero el caso es que siguió…

“…lo que no se dan cuenta es que lo que pueda funcionar para el suyo, con el mío no funciona ni de coña. Te lo juro. Así que cuando tengas niños tú no te ralles, que es cuestión de probar y aprender para saber qué es lo que funciona con el tuyo y lo que no.”

Fue entonces cuando me mordí la lengua…

Estuve a punto de contestarle y comparar a su niño con una campaña de Marketing Digital…

 

Y es que en Marketing Digital lo que le funciona a uno, no tiene por qué funcionarle a otro.

 

Es cierto que hay reglas básicas o best practices que todo el mundo debería implementar en sus campañas. Pero más allá de eso, lo que es clave es que todo marketer tenga la filosofía de lo que se conoce como test & learn.

O como decía mi colega, prueba y aprende.

En los cursos de Onservatory tratamos de compartir ejemplos de casos reales y recomendaciones de cosas que nos han funcionado a nosotros en el pasado, pero no lo hacemos con la intención de que sigas siempre todo al pie de la letra, sino de invitarte a probar pero al mismo tiempo a retarte para que le des una vuelta y crees tu propio estilo.

 

Al fin y al cabo, si todo marketero hiciera exactamente lo mismo, ¿crees que funcionaría exactamente igual para todos?

 

Cada anunciante tendrá sus circunstancias: un mercado más o menos competitivo, un presupuesto más o menos alto, una capacidad mayor o menor a ser agresivo con las pujas, una regulación en su industria más o menos compleja…

Es por ello por lo que te invitamos a ser autodidacta, creativo y analista. Tres aspectos fundamentales para todo buen marketer.

Y con esta combinación de habilidades, tan sólo te faltará lo que comentábamos al principio: Test & Learn.

PD: Si has hecho algún test del que te sientas especialmente orgulloso, ¡compártelo con nosotros más abajo en los comentarios!


¿Te únes?

Ir arriba